La topografía corneal es un examen no invasivo que se emplea para conocer las características de la córnea, realizando un estudio del relieve de su superficie, tanto anterior como posterior De esta forma es posible detectar alteraciones corneales, así como ajustar las lentes de contacto específicas. Además, se trata de una técnica esencial para las cirugías refractivas.